Capitulo 7 – Diario del Abstemio Arrepentido – El arrepentimiento


Abstemio: Persona débil que cae en la tentación de negarse a sí misma un placer.” Ambrose Bierce

*Remasterización de lo que fue la celebración escrita del quinto aniversario del arrepentimiento allá por el 11 de Enero del lejano 2008.

Los peligrosos son los abstemios

Ser abstemio nunca trajo nada bueno.

Se acerca el 25 Diciembre de 2012…

¡10º Aniversario del arrepentimiento!

¡Madre del señor como pasa el tiempo! Ya son 10 años maltratando el hígado… 10 años de penurias, mareos, vómitos, resacas y demás precariedades.

¡El doble de divertido!

¿Pero que tendrá el alcohol que todos seguimos bebiendo?

Lo que empezó como un entrenamiento de mi “prácticamente” hígado virgen, para lo que sería una nochevieja en la que decidí que no volvería a pagar una barra libre sin aprovecharla, desembocó en una afición festiva de la que ya no he podido/querido escapar.

Y es que aquella noche de Navidad de 2002 poco antes de la una de la madrugada, llegué a la conclusión de que con casi 19 años ya tenía el suficiente uso de razón para saber lo que quería hacer, sin miedo a seguir modas, tendencias o lo que es más normal, la ola de amigos borrachos que ya tenía y sigo teniendo.

ser_persona_mentira_higado

Vaya que si le mentí.

Supongo que pocas personas sabrán exactamente la fecha, hora y razón por la que empezaron a beber. ¡Joder, si hasta lo tengo grabao!

Pero yo tengo bien claro porque rompí mi abstinencia. En el transcurso de mi tierna pubertad o *edad el pavo (que yo entendía entre los 15 y los 18 años, porque el que se plantee beber antes de los 15, que pena me da… “¡que aun estas en el colegio desgraciao!”), el tema de drogas, tabaco y alcohol me venía grande. Lo veía tan innecesario, caro, difícil de conseguir y perjudicial para la salud, que no le veía sentido hacer uso de ninguno de los tres. Y mira que me he juntado con lo más vicioso de cada uno de los tres vicios. Pero no había suculento porro, cerveza fría o pitillo rápido que me resultara ni mínimamente atractivo. Nada me hacía cambiar mi idea de que todo eso era malo y que no hacía falta para pasarlo bien.

niños_alcohol

Y a esto nos encaminamos señores…

*EDAD DEL PAVO: En mi caso particular la edad del pavo constó de dos fases: de los 17 a los 19 que perdí un poco el interés por los estudios y de los 20 a los 23 que solo quería salir de fiesta y hacerlo tó carbón. Fue empezar a trabajar a los 24 y el peso de la vida cayó sobre mí.

¿Buena educación? ¿Ausencia del gen del vicio? ¿Los anuncios de drogas no? Pues no sé, pero sí que recuerdo aquel anuncio en el que a un tío se le metía un gusano por la nariz. Cosa que me llevo a preguntar a mi peire la gracia que le encontraban a meterse un gusano por la nariz. Tierna infancia… ¡Bendita inocencia!

¡Dios que puto asco! ¿Quien quiere saber lo que es la droga después de ver esto?

“Si no bebes, ni fumas, ni follas… ¿pa que vives gilipollas?” ¡Y me tuve que conformar con beber para que mi vida tuviera algo de sentido!

fumas bebes follas

¡Qué grande es el nuevo refranero español y que razón tiene!

Conforme me iba haciendo mayor, evaluando toda la mierda que podía meter en mi cuerpo, el beber ya no parecía tan malo. Ya era hora de apuntar un vicio en mi curriculum con el que perder algo de salud. ¡Que al paso que iba hubiera vivido 120 años! Y con quien coño hubiera jugado yo al Dominó 3D si todos mis colegas morirían 40 o 50 años antes.

domino_viejos

Mi vida estará incompleta sin esta escena. “CIERROOO!!!”

¿Y por qué digo que mi hígado era “prácticamente” virgen? Pues porque la sociedad me tendía trampas: Amigos que le echan ginebra a tu fanta en cuanto te descuidas, celebraciones en las que te obligan a brindar con alcohol (y no había escapatoria, el sorbillo había que darlo), camareros que intentan hacer hombres a críos de 16 años con tapones de jack daniels que hacían echar fuego por la boca y humo por las orejas, amigas borrachas que te ofrecen tragos de alcohol del cubalitro que sujetan ante sus generosos pechos, cenas de amigos en la que te jalean hasta que te bebes el tapón de tequila (el primero, el segundo, el tercero, el cuarto… y el quinto ya podéis jalear lo que queráis que me están entrando los sudores de la muerte!!!).

Cerveza Y Tetas

¿Le vas a decir que no?

Si incluso tu padre tenía una botella de coñac guardada desde que naciste para echar un trago contigo cuando cumplieras los 18. ¿No le vas a echar un trago a ese veneno que tu querido padre lleva guardando casi 2 décadas, aunque cuando abra la botella salga humo con forma de calavera!?

“Hijo, hoy vas a dejar de ser un niño.”

Pero basta de explicar el “por qué” del fin de la abstinencia, vamos al “como” que resulta más divertido y menos moralizante.

Una vez sopesada la idea de que iba a empezar a beber, ¿qué mejor sitio para empezar que en tu propia casa?, ¡con tus amigos!

Y no en una lúgubre habitación sin ventanas. Con una vela que ilumina tétricamente el lugar. Con una silla y una mesa como único mobiliario. Con una botella de ginebra sheriton y una carta de arrepentimiento encima. ¡Y es que hay gente que aún se cree esta versión cuando cuento como empecé a beber!

Habitacion_lugubre

Solo falta la botella de sheriton en la mesa.

Mi casa siempre había sido el coño de la Bernarda de las bebidas alcohólicas. Se daban factores propicios para ello. Yo no bebía y mis padres me creían cuando les decía que no bebía. Resultado de años de escrupulosa sinceridad y ausencia de liadas por mi parte.

Así que, aunque sorprendidos por la cantidad de alcohol que llegaba a acumular mi habitación, nunca se preocuparon de que mi cuarto fuera el almacén de mis amigos para los botelleos, incluso de botelleos a los que yo ni iba. ¡Pero si hasta mi padre nos llevó las bebidas a un botelleo al ver la cantidad de bolsas que teníamos que transportar! (Históricas las caras de mis amigos cuando vieron a mi padre ayudándome a sacar las botellas del maletero al llegar)

Ya os expliqué porque es botelleo y no botellón… No me hagáis repetirlo!

botellon_literal

Y esto es lo que es exactamente un botellón. Ni más ni menos.

Teníamos el lugar, teníamos la confianza y lo que es mejor, teníamos la ausencia de autoridad. Porque al ser nochebuena mis padres estaban aún en casa de mi abuela. Y a dios gracias, porque hubiera estado feo salir del sótano de casa con tu primera chispera mientras padres y familiares cantaban villancicos en el salón.

En fin, grupo selecto de amigos (que no es cuestión de quemar la casa) en lo que llego a ser una minitradición de 2 o 3 años. ¡El botelleo navideño en el bajo del UNHAPPY!

papa-noel-borracho-feliz-navidad

De esas tradiciones que no deberían perderse nunca.

¡ANDA! ¡Fíjate! Revisionando el vídeo (por aquellos entonces flipaba con la handycam de mis padres y lo grababa todo) de tan histórica ocasión, resulta que la tradición comenzó por accidente. Diez años de alcohol han acabado poco a poco con mi memoria… Parece ser que acabamos en el bajo de mi casa porque la madre de The Gentleman (Reina Madre) nos hizo la pirula de una forma que no recuerdo y no pudimos hacer el botelleo en el extinto bar “Los Juncos” (especialidad en “retelos”) de los hermanos G.G (ge, punto ge… los James Bonds de los orgasmos. ¡Ay dios que gracioso soy!).  Badabumtesss.

reina_madre_party_hard

Reina Madre = Party Hard

Raudo y veloz propuse el bajo de mi casa que pillaba a 2 minutos y reunía las cualidades ya expuestas.

Y allí nos plantamos para comenzar el botelleo. Entre planchas, máquinas de coser, colchones colgados, etc… Sin avisar, el sótano de mi casa presenta este aspecto, ¡es lo que hay!

Mi virginidad alcohólica me impedía saber cuáles eran mis gustos etílicos, así que era cuestión de ir probando con lo que había esa noche. A ver: tenemos Bombay, Brugal, Ballantine’s y vino. Ya podría haber empezado a beber alcohol con un poco de calimocho, por empezar por algo flojico como la gente normal. Pero no, a mí no me gusta la cocacola, yo soy de fanta y si un día decido suicidarme también le echare fanta al cianuro.

Unhappy

Con lo que queráis, pero siempre fanta.

Y ya que estamos con la fanta…

Amigo camarero: Cuando pido fanta, quiero fanta. Ni Kas, ni Schweppes, ni hacendado, ni tang naranja. No es igual, no es lo mismo, las separa un abismo. Así que no me vengáis con mierdas y si no tenéis fanta me lo decís y decido si quiero una mierda de las otras o una saludable agua mineral del tiempo.

Y ya que estoy encendio… (Ahora es cuando me arranco la camiseta y tengo el logo de fanta naranja tatuado en el pecho)

hora_aventuras_finn_pijama

Fanta Naranjaaaaa!!!

Si pido una fanta se entiende que es de naranja, porque es la que mola, la que corta la pana, la que reparte el bacalao. No me vengáis con una mierda de fanta de limón que tiene aún menos porcentaje de zumo que la de naranja, (6% frente a 8%). Y todavía ponen orgullosos en la etiqueta que hay dos limones por cada botella de dos litros. ¡Por el amor de Dios! Si yo le hecho más limón al arroz con conejo de mi madre. Y dejaos de experimentos de fanta sin azúcar  fanta sin burbujas y fanta sin fanta. ¡Queremos que la fanta engorde y nos hinche de gases! (como una colonoscopia oiga!) Y queremos sabores extraños!!! Melón, sandía, manzana, piña, fresa, mandarina…

dos_naranjas_fanta

Dos naranjazas y media, eso ya es otra cosa!!!

Esas mierdas sí que molaban. Volved a eso y triunfareis como la coca-cola. ¿Qué es la misma compañía? Si, da igual. Solo es una forma de hablar. No me hagáis caso…

¡Ya me he desahogao! ¿Por dónde iba? ¡Ah sí!

Descartado el vino, proseguimos. “Bombay dri gyn” leo. Me comunican que lo que tengo entre manos es ginebra.

ginebras

Y desde entonces mis mejores amigas.

Vamos allá, la botella me ha gustao y me comentan que la ginebra no se nota demasiado al paladar. Pos venga, un pequeño chorro para la humanidad y un gran cubata para mí. Tapamos el primer cubito, echamos la fanta y a probar a que sabe esto. Mmmmm… “No me explico cómo la gente se gasta 5€ en esto si la fanta sola sabe casi igual”. (¡Qué tiempos aquellos en los que el cubata era a 5€ en los locales más caros y selectos!)

Estas fueron mis palabras textuales, luego descubriría que las bondades del alcohol no aparecen al primer trago y que echándose un cubata de hombre sí que se nota la diferencia con un vaso de fanta sola, tanto que te pueden dar arcás.

vomito_concurso_perritos

¡Aquí no se desperdicia ná!

No sé cuánto tardaría en beberme ese cubata, pero seguro que más de lo que tardo ahora. A su finalización exclamaba feliz que eso del alcohol no hacia efecto en mí, que lo de las borracheras era un mito, que yo era el elegido. ¡Cuán grande era mi desconocimiento sobre el alcohol en ese momento!

¡Vamos a por el segundo! La ginebra ha pasado el visto bueno, pero tampoco es cuestión de estancarse en la primera bebida que pruebas.  ¡Hay un mundo de posibilidades etílicas esperándome!

Pinto, pinto, gorgorito… Esto mismo. “Ballantines” pero así pronunciado, nada de “Balantains”.

unhappy_ballantines

Sonrío, porque aun no lo había probado.

A ver, ¿esto qué es? ¡Whisky! Vamos allá. Uyyy, lo huelo y ya no me gusta, pero vamos a darle una oportunidad que tampoco me gustaba como olía el roquefort y ahora soy un quesofilo empedernido.

Esta vez el chorro me ha salido un poco más largo, de un cubito y medio casi. “¿Esto es un cubata normal?” -“¡Si, tu bebetelo!” OK, pa dentro.

Mmmmm… “¡Dios que malo esta esto!” también palabras textuales. Y en ese momento descubrí que no me gustaba el whisky y que no volvería a beberlo (salvo en casos de extrema necesidad, que en tiempos de guerra cualquier agujero es trinchera). Pero me terminé el cubata. ¡Con dos cojones!

Criptonita alcoholica

Y desde entonces mis peores enemigas.

Y si no recuerdo mal, que puede ser perfectamente, no bebí nada más durante el botelleo. ¡Si señor! Mi primer botelleo constó de 2 cubatas e incluso mezclé. ¡Todo un hombre! Pero no hizo falta más para sentirme por primera vez borracho, contentillo, chispao, alegre, mareauzo o como queráis llamarlo.

Ojos entornados, risilla tonta, palabras que se traban, visión borrosa. La ínfima cantidad de alcohol ingerida ya hacia mella en mí.

efectos_alcohol

Quédate con lo bueno.

El botelleo se acaba, recogemos levemente y pa la calle. Misión cumplida, me he podido chispar por primera vez, en mi casa y sin que mis padres se enteren. Bajamos la calle, torcemos la esquina y… ¡Alarma! ¡Alarma! ¡Mis padres suben con el coche! ¡Activando modo persona*! PERSON MODE: ON

*MODO PERSONA: Dícese de la simulación de sobriedad por parte del individuo ebrio cuando la situación lo requiere. Un ejemplo: “Volvía yo a mi casa una mañana como una cuba dándome contra las paredes cuando vi a mi madre en la cocina tomando la leche y tuve que ponerme en modo persona para que no se diera cuenta de que iba perdio.” Del dominio y la velocidad para activar el modo persona dependerá que salgas airoso de muchas situaciones y de que tu familia te siga queriendo.

Y cuando llegó a casa le dio los buenos días a su madre y se acostó. Success.

¡Ayyy Dios! Quien me diría que tendría que aprender a activar el modo persona en mi primer escarceo alcohólico. Más tieso que una vela intento comunicarme mentalmente con mis colegas. “Amplia sonrisa… Saludamos… Y no dejamos de caminar…” Pero la sutileza no es el fuerte de mis amigos.

No solo no intuyen el cómo actuar ante la crisis, si no que la acrecientan. Mientras mis padres aminoran levemente la marcha y bajan la ventanilla para soltar el típico “llevar cuidao!” de toda la vida, mis amigos ya interceptan la trayectoria del coche saltando en medio de la calle. No se ha detenido totalmente el vehículo cuando The Gentlemen mete la cabeza por la ventanilla y le grita a mi madre: “¡FELIZ NAVIDAAAAAÁ!”.

Y esto es aproximadamente lo que vio mi madre a escasos centímetros de su cara.

Menos mal que mí meire es tipa dura, si no, se hubiera llevado el susto de su vida ante la prominencia de tal mandíbula a un palmo de su cara. Mientras el elenco de borrachos que tengo por amigos felicitan las fiestas a mis padres, yo me mantengo en segundo plano guardando la compostura que me queda, esperando que la nube de energúmenos que han abordado el coche cual piratas del caribe se disperse para explicar levemente que hemos hecho el botelleo en casa y que ya nos vamos para Murcia. “¿Cuantos sois? ¿Queréis que os lleve?” Ofrece mi padre. “¡NO! No… no hace falta” Le digo mientras los empujo para que se alejen del coche y no se hagan ilusiones.

Era lo que me faltaba, ir para Murcia chispao con mis amigos soltándole barbaridades a mi padre. “Eeeh, ¿te acuerdas del hijo ese que tenías que no bebía y del que te sentías orgulloso… ¡Pues empieza a avergonzarte!”

hijo cerveza padre

Seguro que mi padre hubiera sabido sacar provecho a mi reciente afición alcohólica.

El coche se aleja, crisis superada. Ya puedo volver al estado borrachín amateur. PERSON MODE: OFF. Enfilamos largo camino hasta la parada de taxis.

Joder, entre el frío y el alcohol tengo la cara como dormida. ¿Esto también es normal? Me la toco extrañado, que sensación más rara. Pero para rara de cojones es la sensación al andar, voy como flotando. Bautizo la sensación al instante “¡Voy walking on the moon!” Exclamo a mis amigos, que ya no me hacen caso porque he superado la media de tonterías que solía decir en sobriedad. Llegamos a la parada, cogemos un taxi y pa Murcia.

jake_flipando

¡Que ilusión, voy borracho!

¡Y no me dormí en el viaje! Y mira que me gusta a mí dormirme en taxis y otros medios de transporte, pero aún no había desarrollado esa patología… (próximamente…)

Llegamos al ZigZag y para la cola de Universal. ¡Oh gloriosa época! 150.000 personas haciendo cola, como siempre. Pero hoy no tienes prisa, ni temes el que no te dejen entrar los porteros. He aquí el descubrimiento de unas de las bondades del alcohol: te da todo un poco igual.

Además, hoy te sientes especialmente guapo. Con tu camisica elegante, tu perilla de George Michael y ese pelazo que tenías hace 10 años. Todo ello aderezado con tu gorro de papa noel, ¡que es navidad coño!

Adentro… al agobio, al calor, al humo (aunque ya me había acostumbrado, gran triunfo lo de la ley antitabaco. Ahora a por la ley antisobaco!!!), a la falta de oxígeno. Todo lo que hubiera hecho que te pasaras la mitad de la noche en el patio de la disco alejado del gentío intentando respirar… ¡hoy te importa un huevo!

anti_sobaco

Y lo fácil que es ahora detectar a l@s marran@s!?!?

Que me pisas, soy yo el que te pide perdón. Que me tiras medio cubata por el brazo, pos me chupo la manga. Que me pegas un codazo en el pecho, te doy un abrazo!!! ¡He descubierto la felicidad artificial!

Nos adentramos en Sala Universal para llegar a nuestra zona, esa zona en la que te acostumbras a estar en una disco y es como tu casa.

“Oye, que me has tirao el cubata!”

“No no! Perdona! Esta es mi zona, esto es casa” “¡Búscate una zona!”

Por el camino se nos cruza una jaca*, cuando pasa por mi lado le guiño un ojo y le felicito la navidad, ella sonríe. ¡Pero bueno! ¿Que ha sido eso? ¡Pero si tengo chispa! La de cosas que estoy descubriendo esta noche.

tyson_perturbador

Siiii nena!

*JACA: Mujer de gran belleza y mejor físico, que por su escasez en algunos ámbitos, provoca gran admiración entre el género masculino y envidia entre el femenino. Sinónimos: yegua, reina, princesa, diosa, mujerona, disparate… Si los senos de la señorita en cuestión destacan sobremanera sobre el resto de su belleza se admitirá como sinónimo de los anteriores el adjetivo “lechera”. Un ejemplo: “¡Mira que jaca! Esa es lechera… Va cargá.”

tetas_lechera_carga

“¡Mira papa es lechera!”

Llegamos a la zona, pero con las manos vacías, error. Vamos pa la barra que llevaremos más de una hora sin beber. ¡Ay va que disparate! Saco mí consumición del bolsillo con ilusión. Va a ser la primera consumición que no malgaste. Mis consumiciones solían acabar de adorno en la cartera, canjeadas por un refresco o en el mejor de los casos alguno de mis amigos me compraba una fanta naranja (en ese momento mi colega se convertía en un pagafantas) y él se quedaba con la consumición para fines etílicos. ¡Dios! Que rabia me daba que después de que me follaran un dineral por entrar, no hiciera el máximo gasto posible con mi consumición. Era el puto cliente perfecto, salía barato y no ocasionaba los típicos problemas que causa un borracho (vómitos, peleas, destrozos, marranerías varias…[orín descontrolado]).

pagafantas

La mayoría de mis amigos se vieron obligados alguna vez a ser unos “pagafantas”.

Por eso para mí era una fiesta ir al ¡Viva Murcia!, por que podías cambiar tu consumición por un bocadillo. ¡Viva Murcia! ¡Viva el fondonismo!

Bueno colega, toma mi consumición.

“Pídeme un… ¡Mierda! ¿Cómo era…? Eso transparente que sí que me gustó”.

-“¡Bombay! ¡Infeliz!”

“Si, eso. Pídeme un Bombay con naranja”.

Ya nunca se me olvidaría el nombre. Uy, parece que me han echao un poco de más, el vaso ya está lleno y me queda más de la mitad de la fanta. Hay que rebajarlo, me comentan. Pues a rebajar se ha dicho. “¡Buahhh!” ¡Fuego! ¡Ardo! ¡Esto no se parece en nada a lo que bebí en mi casa! (Efectivamente, aquella noche también descubrí lo que era el garrafón)

ardor_estomago

Mi estomago no ha vuelto a ser feliz desde entonces.

¡¿¡Se supone que esto es un cubata de hombre!?! ¡Pues no voy a ser un hombre en mi vida! Hago de tripas corazón, rebajo el brebaje y vuelta a la zona con mi primer cubata de barra.

(En realidad años después llegué a ser un “SuperHuman” y un *rebajador de cubatas acreditado)

*REBAJADOR DE CUBATAS: Dicese del colega o conocido que bebe como una esponja y no le importan beberse los insufribles primeros tragos de un cubata bien cargado para que a la persona que le resulta desagradable pueda echar mas refresco a su copa.

Y ya no recuerdo nada más de tan histórica noche. Y no puedo quejarme, que de estos hechos hace ya 10 largos años.

eso_es_todo_amigos

¡Eso es todo amigos!

Posiblemente viviera algo más, digno de comentar, como algún que otro feliz navidad a cualquier moza que pasara o que volvimos en autobús y comenzamos la tradición de vueltas en bus en nochebuena y nochevieja (tradición consumada durante los siguientes años y tristemente rota tras 2007). Pero sería mentir, porque no me acuerdo. Porque una cosa es adornar y otra inventar vilmente.

Hasta aquí llega el relato de como comencé a beber, podría haber contado el relato de como conocí a Sheriton o el de como conocí a vuestra (puta) madre, ¡Ah no, que eso ya lo está contando otro!

robin_vengadores

Hay que ver lo que ha mutado esta serie…

Pero estos relatos ya los iré colando en otros capítulos. Además el mundo se merecía saber cómo comenzó la leyenda del abstemio arrepentido.

Pero no puedo cerrar este capítulo sin recordar mi última anécdota de sobria abstinencia. Días después de mi estreno con el alcohol acudimos todos felizmente a celebrar la nochevieja a la disco con barra libre para la que me había entrenado (Carpe Diem). A mitad de la noche, después de beber todo tipo de alcoholes, acudo a una barra dispuesto a pedirme otro cubata de lo que fuese, cuando antes de hablar la camarera me dice: “Una fanta de naranja, ¿no?”

tomar_fanta

Me mandaban a tomar fanta… y yo con gusto!

La chica me conocía de algún pub de mi pueblo y sabía que siempre pedía fanta. Una lagrimilla me callo por la mejilla, aquel niño al que esa chica ofrecía fanta había muerto para siempre. Pero me hizo tanta ilusión que asentí y me llevé la fanta aun sabiendo que esa noche los refrescos sabían extrañamente a jabón (eran refrescos de grifo).

Y hoy día aún siguen quedando vestigios de aquel abstemio bebefantas: Los viernes cuando acudía al bar por excelencia de mi pueblo (La higuera), la dueña (Cari) siempre me preguntaba cuando me acercaba a la barra: “Una fanta de naranja, ¿no?” Y me hacia una ilusión del copón pensar que en lo más profundo de mi maltrecho hígado sigue habiendo un abstemio empedernido. Los viernes solo bebo fanta en homenaje al abstemio que una vez fui.

emoticono_animado_llorando

Si señor, bravo!

En realidad los viernes no suelo beber porque no me apetece, pero como nadie me cree pues digo lo de la fanta, que queda más bonico.

Anda que no ha llovido en estos 10 años… no ha parado de llover

PD1: Una década después del arrepentimiento todavía hay gente por ahí que aún no sabe de la ruptura de la abstinencia y se sorprenden al verme aparecer en un botelleo con mi botella de ginebra Sheriton bajo el brazo. Incluso gente de mi familia se sigue asustando si me ven echarme una caña en un evento familiar. ¡Vivieron las aventuras del abstemio y se están perdiendo las del arrepentido!

Solían ser los mismos que me preguntaban porque llevaba el pelo tan largo en la época que acepte que me estaba quedando calvo y suspendí por 4 años mi costumbre de raparme en los veranos. Gente desactualizada.

PD2: Consejos para la crisis. La solución para ahorrar no es dejar de salir y beber. ¡NO! El secreto es el alcohol económico y los botelleos en campos y pisos de colegas. En Mercadona pueden encontrar la ginebra sheriton a 4,05 € aprox.  Amén de otras bebidas alcohólicas a bajo costo de marcas desconocidas que están deseando saltar a la fama. ¡Usted puede apadrinar una marca desconocida comprando una botella al mes! Yo ya lo he hecho y no parare hasta que el señor sheriton me adopte como hijo.

garrafa_vodka

No seas tan barato payo!!!

PD3: Iba a finalizar la entrada con las capturas de vídeo de tan gloriosa ocasión. Pero esas imágenes me estaban llevando a la perdición… ¡Ya os lo explicaré!

PD4: Este post ha sido por fin y gracias a una operación de rodilla que me ha regalado tiempo para escribir. Y no os quejéis por que podría haberme explayado con otra trilogía sobre la “Meniscectomia Artroscopica“. Y he tenido material para ello!!! Pero me parecía excesivo, que esto ya parecía el blog de “Saber vivir”.

Anuncios

Acerca de Alien 143

No voy a parar de escribir mierda.
Esta entrada fue publicada en Diario del Abstemio Arrepentido y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Capitulo 7 – Diario del Abstemio Arrepentido – El arrepentimiento

  1. Nesimo dijo:

    sin duda.. muy grande!

  2. chele dijo:

    Siempre grande¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s